Cuello

cuello

La conocida papada, se puede corregir a través de la liposucción de cuello donde se extrae el exceso de grasa y espera que la piel se retraiga y ayude a definir el ángulo del cuello.

El objetivo de esta cirugía es el refinamiento del contorno del tercio inferior de la cara y del cuello removiendo los depósitos de grasa bajo de la mandíbula donde ayudará a mejorar el perfil del paciente dando un aspecto más juvenil al resto de la cara.